El curso de aeroevacuación y transporte sanitario aéreo concluye con una visita a la Base de Armilla

El Colegio Oficial de Enfermería de Granada dedica parte de esta primera etapa del programa de formación continua a los métodos y cuidados específicos para el transporte aéreo de pacientes críticos. Así, del 12 al 16 de marzo, la institución colegial ha puesto en marcha un curso sobre “Aeroevuación sanitaria - Transporte sanitario aéreo”, en el que han participado un total de 16 profesionales.

Uno de los docentes encargados de impartir el curso, Diego Mullor, considera vital “que los profesionales, tanto recién licenciados como personal de enfermería, se introduzcan en la aeroevacuación, un área poco tratada en la carrera, pero muy demandada por las circunstancias propias del medio aéreo, distinto al transporte sanitario en tierra, en el que se reduce el tiempo de atención al paciente”.

De forma teórica y práctica, el alumnado ha podido adquirir conocimientos sobre el medio aeronáutico desde el punto de vista de la fisiopatología para ver cómo influye el medio aéreo en el ser humano: hipotermia, menor disponibilidad de oxígeno, vibraciones, ruidos, turbulencias. De igual modo, el alumnado ha conocido cómo se usan medios excepcionales en el transporte aéreo, como la perfusión intraósea, que requieren de unos cuidados determinados para el traslado del paciente.

Como cierre de curso, el Colegio de Enfermería ha organizado una visita a con el fin de instruir a los profesionales sobre aspectos específicos en el manejo de determinadas patologías durante el transporte aéreo, los cambios fisiológicos que se producen, las medidas básicas de seguridad que hay que contemplar durante el vuelo así como aprender a preparar al paciente para la aeroevacuación.