El Colegio de Enfermería premia a Cruz Roja Motril y homenajea a compañeros y cuidadores

El Colegio de Enfermería de Granada (Codegra) ha celebrado la quinta edición de sus Premios y Reconocimientos de la Enfermería, una gala diseñada para reconocer la trayectoria de compañeras, organizaciones, administraciones o vecinos y homenajear a cuidadores o movimientos sociales que se han convertido en referente en la provincia.

El Colegio creó además el año pasado el Premio 'Sor Josefina Castro’, dedicado a reconocer el trabajo solidario de ONGs, instituciones o personas que se dedican a apoyar y promover proyectos orientados a mejorar las condiciones de vida de personas desfavorecidas o en riesgo de exclusión. 

Con la compañía y cariño de enfermeras, representantes políticos, sindicales y de isntituciones científicas, el Colegio ha disfrutado de un evento dedicado a festejar y reivindicar la calidad de un sector imprescindible para el sistema sanitario público. La Junta Directiva presidida por Jacinto Escobar ha decidido otorgar esta segunda edición del premio a Cruz Roja Motril. El galardón está dotado con una cantidad económica que representa el 0,7% del presupuesto del Colegio y pretende responder al trabajo solidario en favor de las personas migrantes de este colectivo y a la generosa dedicación de voluntarios para acompañar y ayudar a una población en situación de vulnerabilidad.

“Se trata de un premio modesto en lo económico, pero con el que queremos responder de corazón a la gran labor que desarrolla Cruz Roja Motril, especialmente con la presión migratoria que trae hasta nuestras costas pateras llenas de historia desoladoras”, ha añadido Escobar. A este amor ha respondido la organización premiada que, en familia que es lo que forman sus voluntarios, arropó el acto y mostró su agradecimiento al reconocimiento de la enfermería granadina.

La gala, diseñada para facilitar el reencuentro de compañeros, ha servido además para entregar las distinciones del Colegio, reconocimientos que este año saldan una deuda pendiente con la Escuela Universitaria de Enfermería Virgen de las Nieves. Esta Escuela abrió sus puertas en noviembre de 1972 y, hasta su cierre en diciembre de 2015, ha ofrecido más de cuatro décadas de docencia marcada por su evolución constante.

“Teníamos esa deuda pendiente, la de reconocer 43 años de buen hacer, de dedicación a la formación, de innovación, investigación y desarrollo de la profesión enfermera desde la exigencia y la vocación”, ha recalcado el presidente de las enfermeras de Granada. 

Esta quinta edición de Premios y Distincipnes también ha homenajeado a la Unidad de Pediatría Oncológica del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, un reconocimiento a los profesionales que se esfuerzan cada día en cuidar a los niños, calmar y acompañar a sus familias y tratar de perpetuar sus sonrisas. También para aplaudir la trayectoria profesional de la directora de Estrategia de Cuidados de la Consejería de Salud, Nieves Lafuente Robles, y de la enfermera de quirófano Encarnación Cabezas, que recibió la respuesta en forma de apluso a décadas de pasión por el oficio, dedicación y profesionalidad.

El Colegio de Enfermería de Granada también ha dedicado un justificado homenaje a María Zarzo y José María Urquiaga, unos padres que hace un cuarto de siglo se convirtieron de manera inesperada en cuidadores de su hija Arancha, en coma, y a la que atienden desde entonces como cuidadores silenciosos. “Su historia, que es también la de su hija Arancha, los ha convertido en un ejemplo y en unos auténticos héroes, y no nos queda otra que aplaudir su hermosa labor de entrega. Queremos que sirva también como homenaje al resto de cuidadores no profesionales”, ha apuntado Escobar.

La gala también ha sido el marco para entregar los premios de los certámenes y concursos organizados por el Colegio durante este año y, de manera especial, para unir a los compañeros, reivindicar el valor de la profesión dentro del sistema sanitario e impulsar el fortalecimiento de la Enfermería.