El Colegio de Enfermería forma a sus profesionales para detectar y atender casos de violencia de género

El Colegio Oficial de Enfermería de Granada (Codegra) ha iniciado un curso para incrementar las habilidades sociales y técnicas de sus profesionales en la atención a las víctimas de violencia de género. El curso, diseñado con un programa teórico y práctico, lo imparte personal especializado de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud de la Universidad Complutense de Madrid y está destinado de manera exclusiva a personal de Enfermería.

Durante sus 40 horas de duración, el curso ofrecerá a sus alumnos los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para atender a mujeres víctimas de violencia de género y para hacerlo además con eficacia y presteza y cumpliendo adecuadamente el protocolo de enfermería en casos de maltrato.

El presidente del Colegio de Enfermería, Jacinto Escobar, ha destacado este curso entre la oferta formativa del órgano colegial y ha subrayado la necesidad del sector de actualizar conocimientos y colaborar desde una atención cuidada e idónea en la lucha contra la lacra del maltrato. “La sociedad en su conjunto debe luchar para erradicar de una vez por todas la violencia de género y las enfermeras, por nuestro contacto directo con las víctimas, tenemos que tener la mejor formación posible para detectar casos, atenderlos y acompañar a las víctimas en todo el proceso”, ha añadido Escobar.  

Este curso, con horario de tarde y que se extiende hasta el 8 de noviembre, pretende otorgar a las enfermeras la capacitación necesaria para trabajar de manera coordinada con otros profesionales como policías, forenses o asistentes sociales, pero siempre en apoyo a las víctimas.

En las dos últimas décadas, España ha experimentado un cambio social frente al maltrato y la violencia de género, con mayor cobertura informativa, campañas de concienciación, cambios legislativos y una mayor sensibilidad. Y a todo ese cambio hay que sumar la preparación profesional específica para atender a unos pacientes que presentan problemas físicos, pero también una grave problemática psicológica y de desestructuración de personalidad que en ocasiones les impide pedir ayuda, denunciar o tomar las decisiones correctas.

Por ese contexto, este curso forma a los sanitarios para que detecten el maltrato y puedan ofrecer a las víctimas un paraguas emocional con habilidades como la empatía, pero también con el conocimiento de los protocolos existenten y de los recursos legales disponibles. El programa formativo arrancará con un acercamiento a la violencia de género y un análisis de la geografía de los malos tratos y la educación como camino para la prevención. Un segundo módulo analizará la realidad de la violencia de género hecha estadística y los diferentes conceptos que la rodean.

En un tercer bloque, los alumnos abordarán la intervención sanitaria ante casos de violencia de género, con un análisis del infradiagnóstico y los factores asociados, las formas de detectar el maltrato y los signos que pueden orientar a ese diagnóstico. Para finalizar, el curso instruirá a los alumnos para que sepan cómo acoger a las víctimas. Se trata además de un curso orientado al reconocimiento profesional y al acceso a oposiciones y bolsas de trabajo.