Más de 24.000 profesionales sanitarios han dado positivo en COVID-19, una de las cifras más altas de profesionales contagiados en el mundo, que revelan la gran desprotección que cuentan en los hospitales, centros de salud y sociosanitarios para hacer frente a la pandemia. Conscientes de esta situación, la Organización Colegial de Enfermería ha lanzado un cuestionario con el que pretenden conocer más de cerca cómo están viviendo estas semanas las enfeRmeras y enfermeros españoles. 

 

Así, buscan, desde las experiencias y valoraciones de los profesionales, “profundizar en el análisis de la situación, evaluar riesgos y contagios y adoptar todas las medidas que sean necesarias, además de las ya iniciadas, en defensa de los profesionales de enfermería”. 

Esta breve encuatas ha ofrecido ya los primeros resultados, entre los que destaca que cerca de 70.000 enfermeras podrían haber tenido síntomas compatibles con COVID-19. 

Casi el 28 % de los más de 7.500 enfermeros encuestados dicen haber tenido síntomas de infección, lo que podría suponer que en torno a 70.000 enfermeras en España podrían haber estado potencialmente contagiadaos, Además, el 7,9% de los enfermeros están en cuarentena, lo que podría suponer un total de 19.750 profesionales apartados de la asistencia.
El 22,7 % de los encuestados se ha hecho el test y casi tres de cada diez de este grupo ha dado positivo. 

Estos datos se corresponden con un avance de la macroencuesta "Impacto del COVID-19 en la profesión enfermera", aún abierta uy en la que han participado más de 7.500 profesionales.

En un primer análisis, se trata de resultados que arrojan datos extremadamente preocupantes. El 76,2 % de los profesionales con test positivos cree haberse contagiado prestando asistencia sanitaria; el 35,1 % por la falta de equipo de trabajo o material adecuado y el 41,1% por el cuidado de pacientes no diagnosticados.
El 5% asegura haber superado ya la enfermedad, casi un 8 % se encuentra en cuarentena fuera de la asistencia (lo que podría suponer en torno a 19.700 profesionales) y un 5 % refiere tener síntomas y sigue trabajando. En este sentido, ay que considerar que no a todos estos profesionales se les ha realizado el test, por lo que no se puede confirmar si son positivos o no.

La macroencuesta "Impacto del COVID-19 en la profesión enfermera" es una iniciativa de la Organización Colegial de Enfermería para conocer a fondo cuál es la realidad que están viviendo las enfermeras y enfermeros españoles en su lucha diaria contra la pandemia de COVID-19 en los hospitales, centros especiales de atención (como es el caso de IFEMA), centros de salud y residencias y centros sociosanitarios, etcétera.

El objetivo final es poder profundizar en el análisis de la situación, evaluar riesgos y contagios y adoptar todas las medidas que sean necesarias, además de las ya iniciadas, en defensa de los profesionales de enfermería. Se ha desarrollado a través de un cuestionario remitido por email a toda la base de datos colegial de enfermeras y enfermeros. Los resultados definitivos se harán públicos en los próximos días.