La denuncia interpuesta por el Consejo General de Enfermería ha sido presentada por presuntos delitos contra la seguridad de los trabajadores al poner en riesgo la salud de los profesionales sanitarios por no proporcionarles material de protección adecuado y suficiente en su lucha contra el Covid-19. Asimismo, cabe destacar que también se imputan en la querella otros delitos que pueden haberse producido en relación con el anterior, como la imprudencia grave con resultado de lesiones o de muerte.