El Festival Internacional de Música y Danza de Granada inició este jueves su programa central de conciertos presenciales, una jornada protagonizada por la novena participativa. Se trata de una actuación dedicada a Beethoven para rememorar el 250 aniversaciones de su nacimiento y que estará dedicada al colectivo de profesionales sanitarios por todo el esfuerzo realizado durante la crisis sanitaria. 

El Palacio de Carlos V  de la Alhambra ha sido el escenario elegido para la puesta de largo del Festival, una actuación que dirigirá Miguel Ángel Gómez-Martínez.  La novena participativa, popular y solidaria será interpretada por la Orquesta y el Coro Ciudad de Granada Coro y coros participativos. El director del Festival, Antonio Moral, ha reconocido las complicaciones para mantener esta cita con la cultura pero ha defendido también su celebración en un momento en el que, a su juicio, la música debe funcionar de "antídoto y bálsamo para todos".

El director de orquesta Miguel Ángel Gómez-Martínez ha destacado la predisposición de los miembros del Coro y la Orquesta Ciudad de Granada para llevar a cabo el concierto adaptado a las medidas de seguridad, lo que dificulta acciones tan simples pero importantes en un concierto como el paso de hoja de la partitura. Con la nueva normalidad, el concierto fue adaptado a las circunstancias. Granada  disfrutará así de esta 69 edición del festival, uno de los únicos tres grandes de Europa que va a mantener este año su celebración junto al de Salzburgo (Austria) y Pésaro (Italia). 

Este primer concierto en directo sirvió también para la entrega de la Medalla de Honor a los sanitarios que fue recogida por la enfermera Inés Carmona, El presidente del Colegio de Enfermería de Granda, Jacinto Escobar, y del Colegio de Médicos, Jorge Fernández Parra, han destacado el esfuerzo del colectivo durante la pandemia y en el reconocimiento social recibido. Escobar además ha pedido a las administraciones públicas que "cuiden" a los sanitarios.